Se encuentra usted aquí

Cinco tips para que mejores tu comprensión en la lectura rápida

Cinco tips para que mejores tu comprensión en la lectura rápida

Publicado el
Lunes, 28 Octubre 2019
No se trata sólo de poder leer rápido, sino de entender eso que estás leyendo. Es por ello que la lectura ágil o rápida no es tan sencilla de dominar; sin embargo, en la siguiente nota te contamos 5 tips con los que podrás mejorar esta habilidad.

Puede que te preguntes cuál es el propósito de intentar leer más rápido o que creas que con tu ritmo de lectura habitual ya es suficiente, pero tener la habilidad de leer rápido no sólo te ayuda a economizar tu tiempo y a ser capaz de asimilar mayor información en menos tiempo, sino que también al realizar esta práctica ejercitamos nuestro cerebro y esto nos ayudará a resolver problemas o dudas rápidamente y a eliminar casos de lagunas de memoria.

  • Elimina la subvocalización

Esto quiere decir que no tenemos que decir o vocalizar las palabras que estamos leyendo, tampoco susurres. Es más, no muevas los labios. Aprende a escuchar a tu yo interior y deja la lectura en voz alta para cuando leas para alguien más.

  • Agrupa las palabras

Se trata de hacer pequeños saltos con la vista al leer las frases y agrupar mentalmente pequeños grupos de entre 2 y 3 (o 4) palabras. Esta es la parte más difícil del proceso de conseguir una lectura ágil.

  • Utilizar una guía

El objetivo es que tus ojos “alcancen” las palabras que vas señalando. Este simple ejercicio aumentará considerablemente tu velocidad al leer. Puedes utilizar tu dedo o un lápiz o lapicero.

  • Evita releer

Aprende a confiar en tus ojos y en ti mismo y te sorprenderás de tu capacidad de comprender mucho más de lo que crees. Si intentamos de forma consciente estar concentrados al 100% en la lectura y evitar releer, verás cómo ganas muchísimo más tiempo y por consiguiente leeremos más rápido.

  • Estar relajado

Es fundamental para poder realizar esta práctica encontrarnos en un ambiente tranquilo con una buena iluminación y tener una buena postura.

La siguiente vez que tengas que leer un libro, un ensayo o incluso el periódico intenta poner en práctica estos 5 tips y notarás el cambio.

  Comparte en