Se encuentra usted aquí

Innovación en el Perú: ¿Una realidad en las empresas?

Innovación en el Perú: ¿Una realidad en las empresas?

Publicado el
Viernes, 29 Marzo 2019
La innovación empresarial depende de muchos factores. Aquí los analizamos para brindar un diagnóstico actual y los retos a futuro.

¿Quién no habla sobre innovación hoy en día? Es, quizá, uno de los términos más utilizados en las empresas. Está ligado a los avances tecnológicos, a las mejoras continuas en los procesos productivos y a las ideas disruptivas para modificar o crear un producto o servicio.

¿Y por qué es importante? Porque, en un mundo digital como el de hoy, las empresas que se atreven a innovar pueden ser más eficientes, anticiparse a las necesidades del mercado, ampliar su público objetivo y fidelizar al cliente de manera personalizada, según comentó Javier Zamora, profesor del IESE Business School de España, en su reciente visita al Perú.

Es tan vital la innovación en las empresas y en el país que su desarrollo depende, más de lo que se cree, del ecosistema donde se desenvuelve. Ello incluye el apoyo estatal, el acceso a financiamiento, el desarrollo científico, el nivel de capacitación de los trabajadores, entre otros factores. ¿Corren los vientos a favor de las empresas peruanas?

Contexto de la innovación

En inversión en ciencia, tencnología e innovación, el Perú está lejos de los estándares globales. Según el Concytec, solo destina el 0.12% del tamaño de su economía a este rubro. Mientras, el vecino del sur, Chile, invierte el 0.5%. Sin embargo, la tendencia es auspiciosa: hace cinco años, el Perú solo invertía tan solo el 0.01%.

Por otro lado,  en cuanto a  desarrollo de innovación, el Perú se ubica por debajo de la media tabla en los principales ranking mundiales como el World Intellectual Property Organization (puesto 70 de 127 países) y el World Economic Forum (puesto 113 de 137 economías).

Ante esta realidad, la pregunta es inminente: ¿Las empresas peruanas están innovando?

Sector privado: Renovar el impulso

Un reciente informe del BBVA Research menciona que el 77% las grandes empresas manufactureras y el 60% de pequeñas empresas invierten en innovación. Sin embargo, el ratio de compañías que buscan innovar ha descendido de 65% a 61% e igualmente se ha reducido el ratio de éxito de 97% a 92%, pero aún así los números son saludables.

¿Qué factor habría incidido en este último tramo menos aupicioso? Mario Chong, Vicedecano de Ingeniería Empresarial de la Universidad del Pacífico, considera que una de las causas que frena el proceso de innovación en las empresas nacionales es un erróneo “enfoque basado en los resultados a corto plazo, sin una visión de futuro”.

En estos casos, lo normal, hubiera sido que el sector privado busque soluciones en los centros de investigación, el pilar fundamental del proceso de innovación de un país. Sin embargo, la práctica termina siendo más sincera que la teoría:  solo el 26% de estos centros tiene vinculación con las empresas privadas, y el 37% con las empresas públicas, de acuerdo al citado informe.

¿Quiere decir que hay un mayor dinamismo en el sector público? O, mejor aún, ¿qué está haciendo el Estado para impulsar la innovación en las empresas y en el país?

Sector público: Esfuerzos aislados

En los últimos años, el sector público ha estado muy dinámico en potenciar la innovación. Prueba de ello es el Ministerio de la Producción, que ha creado diferentes iniciativas de innovación empresarial. Sin embargo, de acuerdo con el mismo reporte del BBVA Research, menos del 50% de empresas manufactureras conocen estos esfuerzos. Por esa razón, es positivo anotar esta la lista de iniciativas para su conocimiento:  

Sin embargo, estas políticas de apoyo no bastan: “tenemos varias iniciativas estatales de innovación en el país, pero estas se encuentran aisladas”, dice Chong. ¿Qué falta entonces? “Nos falta una estrategia como país. Sin un apoyo del sector público con normas claras y de apoyo real a la innovación, todo va a quedar como ahora: en iniciativas”, agrega el experto de la Universidad del Pacífico.

Reflexión: Un futuro promisorio

En suma, la innovación en el país está en un momento bastante positivo, con muchas expectativas por parte del Estado, las empresas y la academia, puesto que existe mayor consciencia de que el desarrollo futuro depende de este proceso. Pero aún hace falta una mayor articulación entre estos actores. Ese es el reto.

El Campus Virtual Romero cuenta con el curso Negocios e Innovación que posee las definiciones, los objetivos y las últimas tendencias de gestión que necesitan los emprendimientos y las empresas para desarrollarse en el contexto actual.

  Comparte en