Se encuentra usted aquí

Herramientas para el proceso de creatividad e innovación en tu negocio

Herramientas para el proceso de creatividad e innovación en tu negocio

Publicado el
Lunes, 26 Agosto 2019
¿Pensando en innovar en tu organización o emprendimiento? En la siguiente nota te presentamos 3 herramientas claves para que tu proceso resulte exitoso ¡Conócelas!

¿Pensando en innovar en tu organización o emprendimiento? En la siguiente nota te presentamos 3 herramientas claves para que tu proceso resulte exitoso ¡Conócelas!

Para el desarrollo del proceso de creatividad e innovación, presentamos como herramienta la innovación centrada en el usuario.

Esta herramienta tiene tres grandes fases:

1. Inmersión

En esta fase se desarrolla una investigación rápida, destinada a comprender a los usuarios en sus contextos. El objetivo es delimitar claramente las oportunidades de innovación en función a las necesidades y valoraciones del usuario. Por ejemplo: en el restaurante “Sabor y Sazón” se dieron cuenta que los clientes preferían ir a la competencia, a pesar que tenían los platos más caros. Al enviar clientes de encubierto a la competencia, descubrieron que los usuarios preferían pagar un poco más debido a la cantidad de refresco que les daban (y que los dejaba llenos, satisfechos), a pesar que la ración de comida era menor. Notaron también, que 1 de cada 3 clientes no acababan la jarra o la comida.

2. Ideación

En esta fase se desarrolla un concepto de solución, o lo esencial de la solución, que puede cobrar muchas formas. Continuando con el ejemplo: Luego de una lluvia de ideas, los encargados del restaurante “Sabor y Sazón” encontraron un concepto innovador que aportaba un valor diferencial; este era el siguiente: “si quieres más, siempre tienes más”, considerando un menú base sobre el cual se elegiría un plus, pero sin que aumenten los costos.

3. Implementación

En esta fase se desarrolla y pone a prueba el concepto de solución de manera rápida y barata, hasta llegar a la propuesta final. Siguiendo con el ejemplo: Luego de poner a prueba varias alternativas a través de promociones diarias, se ajustó la propuesta final: la entrada siempre sería una sustancia de carne servida en tasa grande de café. El segundo venía con “yapa”, que era cualquier guiso de la carta puesto en un recipiente pequeño de arcilla y acompañado de dos rebanadas de pan baguette. Si los comensales iban en grupo y había alguien que comía poco, podía ceder su “yapa” a otro, y si cinco personas del grupo cedían su “yapa”, el sexto podía comer gratis o repetir.

Aprende más

Si tienes interés en saber más sobre la gestión de la innovación, te invito a que visites el curso del Campus Virtual Romero: "Gestión de la Innovación"

  Comparte en