Se encuentra usted aquí

Formalizar tu empresa: ¿Por qué y cómo hacerlo?

Formalizar tu empresa: ¿Por qué y cómo hacerlo?

Publicado el
Viernes, 29 Marzo 2019
Conoce los beneficios que trae consigo formalizarse y los pasos que debes realizar para dar este gran paso en tu negocio.

Acabar con la informalidad es uno de los temas urgentes para el país. Un estudio de la Cámara de Comercio de Lima reveló que por cada empresa formal hay dos que todavía son informales, donde trabajan alrededor de 11,9 millones de peruanos sin las condiciones laborales mínimas.

Pero lo positivo es que se proyecta una reducción progresiva de la informalidad durante la próxima década. Según la OCDE ‒el llamado club de países avanzados‒, esta caerá del 70% actual a un 50% en el 2030, pero si se realiza una reforma tributaria estructural habrá mejores resultados y de manera más rápida.

Ventajas de ser formal

Desde luego, este aupicioso futuro significa que más empresas gozarán de las oportunidades que trae consigo la formalización. ¿Cuáles son esos beneficios que tendrás si decides sumar tu empresa a esta tendencia?

  • Podrás solicitar préstamos o líneas de crédito como persona jurídica.
  • Tendrás la oportunidad de participar en licitaciones y hacer contratos con el Estado.
  • Gozarás de beneficios tributarios, de acuerdo al régimen en el que te encuentres.
  • Exportarás tus productos a cualquier parte del mundo sin problemas.
  • Tu empresa disfrutará de un prestigio que no tendrá cualquier negocio informal.

Siete simples pasos

En ese sentido, ¿qué debes hacer para que tu negocio esté dentro de las reglas de juego? Aunque los rumores digan lo contrario, ahora formalizarte es más sencillo.

  1. Busca y reserva el nombre de la empresa

Será de mucha ayuda para saber si existe otro negocio con igual o similar nombre al tuyo. En este paso, además, decide qué tipo de empresa constituirás.

  1. Elabora la minuta de constitución

En este documento, tú o los miembros de la sociedad manifiestan su voluntad de crear una empresa. Para darle validez jurídica, deben contar con la firma de un abogado.

  1. Abona capital y bienes

Tú y tus socios podrán aportar dinero y bienes. Abre una cuenta bancaria para depositar el monto reunido y realiza un inventario con los materiales que posee tu negocio.

  1. Elabora la escritura pública

Después de realizar estos pasos, acércate a una notaría. El notario público será el encargado de firmar y elevar tu minuta a la categoría de escritura pública.

  1. Inscripción en Registros Públicos

Este proceso, en su mayoría, es realizado por el notario. La escritura pública será llevada a SUNARP. A partir de ese momento, se formaliza la creación de tu empresa.

  1. Inscripción al RUC

Dirígete a la SUNAT. Obtén el Registro Único de Constribuyentes. Este contiene los datos de identificación de las actividades económicas que realizarás como empresa.

  1. Obtén la licencia municipal

Finalmente, acude a las oficinas del municipio donde se localice tu negocio. Recuerda que sin licencia no podrás poner en marcha tu empresa.

Formalizar tu negocio es el primer gran paso para alcanzar el éxito. En el Campus Virtual Romero contamos con un curso que te ayudará a  conocer más a detalle todos los aspectos comerciales, laborales y tributarios de este proceso de formalización.

  Comparte en