Se encuentra usted aquí

Conoce las diferencias entre visual merchandising y escaparatismo

Publicado el
Martes, 23 Octubre 2018
Los términos visual merchandising y escaparatismo aluden a actividades cuyo objetivo es captar la atención del cliente mediante una buena organización y distribución del producto, para incrementar las ventas y mejorar la imagen de la marca.

Sin embargo, eso no quiere decir que tengan el mismo significado. De hecho, se puede decir que se complementan.

Para evitar confusiones o errores de concepto, te mostramos algunas diferencias entre ambos.

Escaparatismo

1.- Consiste en usar elementos decorativos y persuasivos que, distribuidos de manera armónica, despierten el interés del público que circula a su alrededor y lo persuadan de ingresar a la tienda.

2.- El objetivo principal del escaparatismo es captar la atención de los transeúntes y generar tráfico hacia el interior de la tienda. Es así como se va construyendo el camino hacia el objetivo final: vender el producto.

3.- El escaparate contempla elementos como recreación de escenas y lugares, uso de maniquíes, iluminación adecuada, tipografía correcta, pero siempre manteniendo un mismo concepto, temática o hilo conductor. Todos expuestos en la parte exterior de la tienda.

4.- Se puede hacer escaparates en tiendas, vitrinas, ferias y exposiciones de arte.

Visual merchandising

1.- Es la forma como una tienda muestra su producto con el fin de captar el interés del cliente y de motivarlo a comprar.

2.- El objetivo principal del visual merchandising es cuidar la experiencia de compra del usuario a través de un entorno atractivo, sensorial y emocional.

3.- Está conformado por elementos como una buena iluminación, aroma adecuado, uso correcto de las señales gráficas, una buena tipografía y selección adecuada de los maniquíes. Todos expuestos en la parte interior de la tienda.

 4.- No solo se hace visual merchandising en tiendas; se aplica en cualquier punto de venta de que implique una comercialización de productos o servicios. El simple hecho de tener un punto de venta ya está haciendo merchandising, porque se está exhibiendo el producto.

En suma, un buen escaparate debe ir siempre de la mano con un buen visual merchandising. No tendría lógica presentar un buen escaparate si al ingresar a la tienda no hay un entorno que complemente la experiencia.

  Comparte en